Blay Villa

Blay Villa

Abanicos y Restauración

ABANICOS BLAY VILLA PRESENTACIÓN

 

¿Quienes somos?

Somos Expertos Artesanos

 

Fabricamos todos nuestros productos artesanalemnte de principio a fin con las mismas herramientas y técnicas de los antiguos maestros artesanos.

Museo del Abanico

Exposición en Aldaia

 

Tenemos una gran colección de abanicos de época (antiguos), siendo probablemente la collección mas exclusiva de piezas expuestas en

nuestro país.

Ir a Tienda
Ir a Museo del Abanico

Somos una familia de larga tradición artística experta en la elaboración de abanicos de gran belleza y calidad.

 

Abanicos artísticos de colección y restauración.

Estamos especializados en trabajos con nácar, hueso y maderas nobles.

Expertos artesanos en restauración de abanicos antiguos de todas las épocas y materiales.

 

Aseguran los maestros artesanos que para hacer un abanico completo es necesario dominar prácticamente todos los oficios manuales.

Es esta nuestra principal cualidad ya que trabajamos de principio a fin estos bellos objetos.

La dedicación constante durante cuatro generaciones nos ha llevado a ser, actualmente, los únicos fabricantes de abanicos de nácar.

 

De los muchos materiales empleados para hacer abanicos, los más destacados son: nácar, marfil, carey, hueso, ébano y palosanto.

Es el nácar el más noble por su belleza y cualidades.

Existen muchas variedades de nácar, siendo las más empleadas el madreperla blanco, el gris de Tahití y los aliotis.

Su gran dureza permite, no sin esfuerzo, conseguir acabados y brillos excepcionales.

Abanicos Nuevos de Nácar, hueso y maderas nobles.

 

Elaboramos una amplia variedad de abanicos.

Nos adaptamos al gusto y necesidades de nuestros clientes.

Ir a Fabricación

Restauración de Antigüedades

 

Somos expertos restauradores de abanicos antiguos y actualmente somos los líderes en el sector.

Nuestro mérito es trabajar con los mismos métodos y materiales de siempre.

Ir a Restauración
 
 
Nuestro Logo

 

Si lo prefiere déjenos su teléfono, nosotros le llamamos.